Aceite de oliva

El Aceite de oliva, beneficios y propiedades

o5

El aceite de oliva es un aceite vegetal de uso principalmente culinario que se extrae del fruto del olivo, de nombre oliva o aceituna, de la cual casi la tercera parte de la pulpa de la aceituna es aceite y, por esta razón, desde la antigüedad se ha extraído fácilmente con una simple presión.

Las instalaciones donde se obtiene el aceite reciben el nombre de almazara.

El aceite de oliva se ha empleado para usos culinario o gastronomía, cosmético, medicinales, religiosos y para las lamparas o candiles para alumbrar.

u4

La clasificación de los aceites de oliva en Europa son:

Aceite de oliva virgen extra, es el aceite de máxima calidad, se obtiene directamente de aceitunas en buen estado únicamente por procedimientos mecánicos, con un sabor y olor intachables y libre de defectos, no pudiendo sobrepasar su grado de acidez los 0,8°.  o3

Aceite de oliva virgen, es el aceite que sigue los mismos parámetros de calidad que el aceite de oliva extra, la diferencia es que no puede superar los 2° de acidez.

Aceite de oliva, contiene exclusivamente aceites de oliva refinados y aceites de oliva vírgenes, es la mezcla de aceite de oliva refinado, que es el obtenido a partir del refinado de los aceites defectuosos, que no han alcanzado los parámetros de calidad anteriormente citados y de aceite de oliva virgen o virgen extra y ha perdido la palabra virgen.

Aceite de orujo de oliva es aceite del resultado de la mezcla de aceite de orujo de oliva refinado, procedente del refinado de aceite crudo que es el que se obtiene, por medios físicos o químicos de la aceituna, y de aceite de oliva virgen o virgen extra. La graduación final obtenida, en ácido oleico, no será superior a 1°.

o2

Aceite de oliva virgen lampante. Es aceite virgen muy defectuoso y que por tanto no se puede consumir directamente como los otros vírgenes.

El aceite de oliva virgen extra es muy beneficioso para la salud, está recomendado para todas las edades. Contiene vitamina E, polifenoles, grasas monoinsaturadas, en las personas diabéticas ayuda a rebajar los niveles de glucemia, por lo que necesitarían menos cantidad de insulina. El aceite de oliva virgen extra se infiltra muy poco en el alimento. Ayuda al endurecimiento de los huesos, lo que beneficia mucho a las personas adultas. Evita la sobreabundancia de colesterol y ayuda a la asimilación de grasas. Reduce el ácido de la mucosa esofágica, frena y regula el vaciado del estómago al duodeno, y desciende la acidez gástrica. La cantidad de ácidos grasos satisface totalmente las exigencias nutricionales.

Usos medicinales
o6

Desde la antigüedad este aceite ha estado presente en bálsamos, emplastes, ungüentos, linimentos y cataplasmas para quemaduras, durezas de la piel, otitis, heridas, torceduras y luxaciones, y mezclada con hierbas, como mirra y aloe, o con productos de fórmulas magistrales, ha servido para crear compuestos de purgas, lavativas y heméticos. También es beneficioso para el hígado y la vesícula biliar, porque es un perfecto colagogo y colerético. Hoy se utiliza como excipiente y principio activo de muchos medicamentos.