Chirimoya

Es una especie de árbol perteneciente a la familia de las annonáceas, nativa del Perú y Ecuador, América del Sur. Ya era cultivada en los Andes del Perú desde el año 200 por la cultura Mochica.

Su valor nutritivo se explica por el elevado contenido de azúcares, que llega hasta el 20%, y el de proteínas, superior al de muchas otras frutas, que alcanza el 2%. Tiene mucha vitamina B1, B2, calcio (25-32 mg), hierro (0.5 mg) y fósforo (37 mg).

Se dice, que la chirimoya posee un componente hipotensor que activa la enzima óxido nítrico sintasa encargada de sintetizar o fabricar óxido nítrico (N2O5) — un vasodilatador responsable de la erección peneana de forma natural y fisiológica — similar a los efectos provocados por la conocida viagra.

Si bien en el actual territorio de Ecuador, Perú y Bolivia existen especímenes silvestres, la producción de estos países representa una fracción muy baja respecto del total mundial, en razón de que no existe una industria desarrollada, empleándose los métodos tradicionales de cultivo de muy baja productividad por superficie.

En Republica Dominicana la chirimoya es conocida comunmente como Mamón, es de difícil produccion y existen diversas especies de “Cirimoyas” como son conocidas en el pais caribeño.

España es el primer productor de chirimoyas a nivel mundial, con una superficie plantada de unas 3.300 ha (en la costa de Málaga y Granada) y 30.000 t, aproximadamente, de producción anual. En segundo lugar figura Chile, donde la superficie plantada es de 1.316 ha, con una producción anual de 5.500 t .

La chirimoya se puede considerar como una fruta agraciada desde un punto de vista dietético y nutricional. Además, por su aroma, sabor y color blanco puro, nos da garantía de lo higiénica que es. No necesita de ningún tratamiento culinario para ser consumida, ya que se come tal cual.

Posee en su composición poderosas enzimas que autodigieren la pulpa, incluso sin la necesidad de jugos y enzimas corporales, por ello es una fruta de fácil digestión lo que la hace muy aconsejable en personas débiles, convalecientes, ancianos, en dispepsias y muy especialmente en niños y embarazadas.

Por su contenido en vitamina C facilita la curación de numerosas enfermedades reumáticas, artríticas, digestivas (enteritis y gastritis), además de ejercer acción antioxidante y ser muy útil para combatir resfriados. Esta vitamina, a su vez, interviene en la formación de colágeno, huesos, dientes, glóbulos rojos y favorece la absorción de hierro de los alimentos y la resistencia a las infecciones.

One Response to “Chirimoya”

  1. anonimo Says:

    TIENEN guanaconda no la encueentro por ningun lado????

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *