Cito-esqueleto y las Proteínas

El cito-esqueleto es un entramado tridimensional de proteínas que provee el soporte interno para las células, ancla las estructuras internas de la misma e interviene en los fenómenos de movimiento celular y en su división.

Con anterioridad al descubrimiento del citoesqueleto a principios de los años 80 por el biólogo Donald Ingber consideró que desde un punto de vista mecánico, la célula se comportaba de manera similar a estructuras arquitectónicas denominadas estructuras de tensegridad.

Las células eucariotas tienen tres tipos de filamentos cito-esqueléticos, microfilamentos, filamentos intermedios y microtúbulos.

Los micro-filamentos tienen un diámetro de unos 7 nm ó 5 nm. Están formadas por una proteína globular llamada actina que puede presentarse de dos formas, Actina no polimerizada (G actina), Actina polimerizada (F actina).

Son filamentos de proteína fibrosa de unos 12 nm de diámetro, son los componentes del cito-esqueleto más estables, dando soporte a los orgánulos, por sus fuertes enlaces, y heterogéneos.

Los microtúbulos son estructuras tubulares de 25 nm de diámetro que se originan en los centros organizadores de microtúbulos y que se extienden a lo largo de todo el cistoplasma.

FtsZ fue la primera proteína del cito-esqueleto procariota en ser identificada.

Las proteínas procariotas similares a la actina, tales como MreB, están involucradas en el mantenimiento de la forma celular.

Fantástico vídeo del interior de la Proteína

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *