Dehesa Extremeña

La Dehesa Extremeña es el paraíso del cerdo ibérico

Extremadura es la capital mundial de la Dehesa. Se trata de un ecosistema derivado de la actividad del hombre en unas tierras extremas en el entorno del bosque mediterráneo el cual esta poblado de encinas, alcornoques y una gran variedad de especies arbustivas.
La Dehesa Extremeña es la consecuencia de conquistar al bosque terrenos para destinarlos a pastizales un cerdo con denominación de origen llamado cerdo ibérico.
La Dehesa Extremeña pasa por una fase en la que se aclara la densidad del bosque, para pasar a una segunda de control de la vegetación y la estabilización de los pastizales.

La Dehesa Extremeña está conformada en un bosque claro y controlado para que el cerdo ibérico pueda pastar en un control adecuado, donde se cultivan cereales o se destinan las tierras al mantenimiento del ganado vacuno, ovino o de cerda, junto con la actividad cinegética y al aprovechamiento de otros productos forestales como la leñas, el preciado corcho, setas, espárragos silvestres. En estos terrenos únicos es donde cria el preciado cerdo íberico en régimen de montanera y alimentándose sanamente de las bellotas de encinas y de los alcornoques.
El sistema adehesado tiene una gran importancia económica y social en la Península Ibérica y por supuesto en Extremedura, a la que se le llama la huerta y el jardín de Europa.


Si hablamos de la extensión de la Dehesa de Extremadura, hablamos de que ocupa un importante territorio del norte, del centro y sur de la Comunidad Autónoma de Extremadura, pero para ser sincero hablamos de que en España destacan los territorios de Extremadura, Andalucía “Sevilla, Córdoba, y Huelva”, Salamanca, y en Portugal hay una extensas zonas como las de Alentejo y el Algarve.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *