monfrague

Encinas hasta el infinito cuajadas de vida esperan al viajero que se interne por estas tierras. Cual notas de un pentagrama, las copas de los arboles se repiten en el cielo para sugerir ese ritmo esencial en la composicion.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.