Donuts caseros

Receta de Donuts casero

Ingredientes:

500 gr de harina de fuerza
60 gr de azúcar
Pizca de sal
15 gr de levadura prensada o de panadero
3 Huevos
La ralladura de un limón
125 ml de leche entera
120 gr de mantequilla
Aceite suave para freír
Azúcar glass para decorar

Preparación:

Tamizamos la harina y la ponemos en un bol grande dejando un hueco en el centro, disolvemos la levadura en la leche que tiene que estar tibia, y una vez que la levadura esté bien disuelta se la añadimos a la harina y mezclamos bien. Por otro lado mezclamos los huevos con el azúcar, la ralladura de limón y la sal y se lo incorporamos también a la harina,. Amasamos durante un rato hasta que resulte una masa lisa y homogénea. Por ultimo le agregamos la mantequilla a temperatura ambiente y seguimos amasando un rato más hasta que se mezcle del todo. La metemos de nuevo en bol, tapamos con papel transparente de cocina o con un paño limpio y dejamos que duplique su volumen.


Una vez que haya doblado el volumen sacamos el aire de la masa y volvemos a amasar como unos 15 minutos más hasta que la masa ya no se nos pegue, se tarda un rato pero se consigue. Si lo hacéis a mano hacedlo sobre una mesa espolvoreada con harina si lo hacéis con amasadora podéis hacerlo en el mismo bol.
Metemos la masa en el bol y la volvemos a tapar con film o con un paño limpio y dejamos que vuelva a fermentar hasta doblar su volumen, a temperatura ambiente tardará de 2 a 4 horas dependiendo de la temperatura que tengáis en casa.
Tras la segunda fermentación le quitamos el aire a la masa y la estiramos con un rodillo dejando un grosor de 1 cm aproximadamente.
Damos a la masa forma de donuts con un moldes o vasos y los colocamos las piezas separadas ya que van a subir, en una bandeja engrasada con mantequilla y dejamos una hora a temperatura ambiente para que fermenten.
Calentamos abundante aceite como para los donuts floten y ojo a la temperatura ya que no tienen que dorarse muy rápido. Vamos friéndolos primero por un lado y luego por otro y sacándolos a un papel absorbente para quitar el exceso de aceite.


Ahora solo tendremos que esperar a que se enfríen para comer. Si os gustan más dulces podéis añadirles un poco de azúcar glass, un glaseado o decorar con chocolate.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *